15 octubre 2017

DOMINGO XXVIII DEL TIEMPO ORDINARIO


  LITURGIA DE LA PALABRA

Como creyentes vamos a vivir sabiendo y creyendo que estamos en "Aquel día que el Señor del universo preparará para todos los pueblos, en este monte, un festín de manjares suculentos, un festín de vinos de solera", porque vivimos como invitados al banquete del Reino es decir, en Jesús hemos recibido el don de Dios mismo en nuestras vidas, vivimos de cruces de los caminos cuando andabamos perseguidos, viviamos sin dar un sentido a nuestras vidas hasta que nos invitaron al banquete del Reino, ahora sufrimos, gozamos, amamos, pero hemos entrado en el Festin del Reino donde constantemente somos alimentados de "vinos enjundiosos y manjares suculentos", no nos satisfacen "otros manjares": honores, aplausos, protagonismo...nuestro traje es el "sine propio", como Clara y Francisco de Asís enseñan y somos ricos a saciedad y libres con la libertad de los hijos de Dios porque nada de este mundo puede quitarnos el Don de ser del Banquete del Reino.

Pedimos por todos los enfermos, por los que sufren, por aquellos que se sienten solos.

Oremos: Te pedimos, Señor, que tu gracia continuamente nos preceda y acompañe, de manera que estemos dispuestos a obrar siempre el bien. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amen.