14 enero 2018

DOMINGO II DEL TIEMPO ORDINARIO


Esta fraternidad celebra hoy a su titular: Jesús atado a la Columna. Cuentan las crónicas que nuestras fundadoras, las hermanas del Convento de Calabazanos, Palencia, trajeron una reliquia de la columna de Cristo, desde entonces esta imagen, de este misterio del Señor: la flagelación, ha sido la que ha presidido nuestra Iglesia.

En este día nosotras queremos vivir el agradecimiento inmenso por su amor y entrega, este misterio nos manifiesta la Pasión de Jesús por hacer la voluntad del Padre y por amor a nosotros. ¡Cuánto dolor y cuanto Amor!, como diría San Francisco se desprende de su pasión mirándolo.

El evangelio de este día, diríamos con Juan el Bautista: ¡Mirad este es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo! En este domingo el evangelio nos habla del seguimiento de los discípulos y de miradas, Juan ve a Jesús pasar, los discípulos lo ven y lo siguen y Jesús los mira y les pregunta “¿Qué buscáis?, los discípulos miran donde vive y se quedan con El.

Que el Señor en este día nos ayude a cambiar nuestra mirada, a mirarlo a Él y mirar todo lo que nos rodea desde El: “Mira, considera y contempla con el deseo de seguirle” De seguirle amando hasta el extremo que es  a lo que el discípulo esta llamado.

Pedimos hoy por nosotras las hermanas de esta fraternidad del Convento de Jesús a la Columna de Belalcázar, para que mirando el inmenso Amor de Jesús por nosotras y por todos seamos fieles al seguimiento del Señor.

Oremos: Dios todopoderoso, que gobiernas a un tiempo cielo y tierra, escucha paternalmente la oración de tu pueblo y haz que los días de nuestra vida se fundamenten en tu paz. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amen.